lunes, 19 de agosto de 2013

"Amistad funesta" de José Martí: Desordenes de personalidad en Lucía Jerez



Resumen de Amistad funesta:

Sol del Valle trabaja como profesora en la escuela de señoritas para aportar algo de dinero al hogar después de la muerte de su padre. La Directora del colegio la protege y es así como la introduce en el ambiente social de Luía Jerez para que encuentre esposo  y aquí comienza la trama que llevará la historia a un final trágico (típico tema, característico del Romanticismo). La narración continúa con un famoso pianista Keleffy quien da un concierto y Sol del Valle que lo acompaña interpretando el piano magistralmente, la concurrencia queda absorta al escucharla y más aún al ver su hermosura.  Se hace una descripción de ambiente, situaciones, estados de ánimo de Lucía y sus celos por la belleza de Sol. Lo avanzado de la enfermedad de Ana. El paseo que hacen Ana, Adela, Sol, Lucía, Juan y Pedro al campo para que Ana se sienta mejor y esto fue por recomendación del médico tratante.  La visita que hacen estos amigos y la estancia que se produce en una aldea de indígenas y que Juan ha ayudado con la promulgación de una Ley que los favorece con su tierra. A medida que transcurren los días Lucía se siente cada vez más fea ante la belleza de Sol y los celos le corrompen el alma. Ana desea una fiesta para sus amigos, esta se organiza, pero es fatídica ya que Lucía se presenta en el salón vestida de negro, toma un revolver, dispara a Sol quien cae muerta en el instante y Lucía trata de escapar pero cae entre los brazos de Ana. Un final trágico, la muerte de Sol y la locura de Lucía.

El corpus analítico se refiere al personaje Lucía Jerez y como la melancolía encuentra otra raíz en el arte moderno, corroído por la pequeñez y la debilidad. La absurda pasión privada sólo provoca que los elegidos resbalen en el delito, o se conviertan.  Basta con ver la compleja psicología de Lucía Jerez, la protagonista de Amistad funesta, para percibir que se está en otro momento de la sensibilidad, de la psicología, de la reacción de una mujer ante una circunstancia nefasta.    

El ello en Lucía Jerez, está instaurado por completo en sus necesidades inmediatas, con un marcado acento en la agresividad y en la dificultad de pensar o prever las consecuencias de sus actos. Teniendo en cuenta que el ello sólo conoce sus propios impulsos, en Lucía se manifiesta con una persecución egoísta asociada a su propia satisfacción, razón por la cual se ve impulsada a actuar sin reflexionar, sin tener en cuenta a los otros; en este caso a Sol del Valle.  Dado que el proceso moral es irrelevante para su ello, las convenciones sociales e ideales no tienen valor y como diría Hervey Cleckley (1988), lleva puesta “la máscara de cordura”. Su yo es libre de seguir cualquier camino de gratificación que el intelecto pueda imaginar; manipulación, utilización egoísta y por último, la eliminación de lo que le estorba o altera su vida planeada.

En Amistad funesta se puede observar lo que Greimas plantea como eje semántico en el actuar de Lucía y en relación a los acontecimientos que en ella se desarrollan: luminosidad-oscuridad, amor-odio, belleza- fealdad, envidia- altruismo, etc. Dicho de otra forma, el sentido se construye lógicamente a partir de relaciones de oposición. De acuerdo a la definición de lo que se ha denominado el recorrido generativo que se otorga la función dominante a las estructuras semio-narrativas que desde abajo del texto determinan la percepción de la significación (Du sence I, 1970).    
  
Precisando la estrategia en “Semántica estructural”, la imagen de los dos términos opuestos (juntos y separados a la vez) es complementada con las relaciones de implicación y contradicción.  Por lo tanto, su eje semántico une y separa a la vez dos “términos” de una unidad mínima, una estructura cuya virtualidad se expande a los procesos de articulación, de textualización hacia las otras instancias del recorrido generativo (Hawkes, 69-75).  En Amistad funesta se estudia y localiza el problema del valor semiótico y su articulación en una sintaxis fundamental.  

Por consiguiente, es el lugar del modelo donde se establecen las relaciones fundamentales que organizan los micro-universos del sentido muerte-vida, empatía-rechazo, amor-odio, felicidad-tristeza, cordura-locura, etc.  Los lugares vacios del cuadro lógico-semántico se llenan de una valorización axiológica y se tornan en estructuras de valores porque un sujeto las debe interpretar como acciones “positivas” o “negativas”.  Entonces, el cuadro semiótico constituye el embrión de la sintaxis narrativa: de una historia que se relata, una narración visual, una serie encadenada de estos, etc., es decir, los valores son asumidos y desarrollados por los programas narrativos y en el interior de estructuras denominadas actanciales (nivel superficial).    
                                       
Por último, En Amistad funesta, los símbolos nacen de su inconsciente, de su capacidad creadora, de la observación aguda para establecer analogías y relaciones inadvertidas hasta el momento. El símbolo es pues, vértice más alto de la creación artística. Sólo mediante la representación simbólica puede incorporarse una idea, frase o historia con un único término que contenga la totalidad del significante, consiguiendo hacer de la escritura una expresión artística al tratar de expresar en el símbolo lo no designado, lo inefable; se crea para nombrar una realidad que carece de nombre (Hawkes, 100-124):
 “… el de Lucía era un sombrero arrogante y amenazador (…) enroscadas como una boa (…).  Las asas de la taza de Lucía eran dos pumas elásticos y fieros (…) dos enemigos que se acechan (…) tres garras de pumas, el león americano. ¡Oh, dijo Sol (…) se llevó la mano al seno (…) Lucía, le clavó en el seno una espina de la rosa” (Martí, 8-57). 
                Por medio del “yo narrativo” con sus discursos descriptivos, configura una realidad, la presencia de la envidia, los celos provocados por una mente perturbada. Por lo tanto con la interpretación de estas palabras representan el destino humano, la tragedia de dos mujeres; Lucía simboliza todo lo negativo (el opresor) y Sol, la víctima que sin causa alguna es inmolada a manos de su “protectora”. Por ende y como lo plantea el filósofo Denis Diderot: “La cólera perjudica el sosiego de la vida y la salud del cuerpo, ofusca el juicio y ciega la razón” (Borrás, 38).

Patricia Carrasco

1 comentario:

  1. De acuerdo con los fragmentos presentados en "Amistad Funesta", ¿A quien espera Lucia? ¿A que se debe su retraso?

    ResponderEliminar