miércoles, 21 de agosto de 2013

"El jardín de senderos que se bifurcan" de Jorge Luis Borges


En palabras de Jorge Luis Borges expresadas en el Prólogo del libro Ficciones escrito en 1944, se encuentra El jardín de senderos que se bifurcan, escrito en 1941 “…es policial; sus lectores asistirán a la ejecución y a todos los preliminares de un crimen, cuyo propósito no ignoran pero que no comprenderán… hasta el último párrafo” (Borges, 5). El cuento es un documento redactado en la cárcel por un espía alemán, condenado a muerte. Yu Tsun es acusado de la muerte de Stephen Albert. La declaración que firma Tsun no fue con la intención de probar su inocencia, por el contrario es para justificar sus actos: “Lo hice, porque sentía que el Jefe tenía en poco a los de mi raza… Yo quería probarle que un amarillo podía salvar a sus ejércitos” (Borges, 1). Richard Madden acosa a Yu Tsunel, quien es un capitán irlandés que sirve en el ejército de Inglaterra y que fue acusado de traidor. Por lo tanto, para reparar su reputación captura a dos agentes alemanes, sin embargo, mata en defensa propia a Viktor Runeberg y Yu Tsun logra huir en busca del sabio sinólogo Stephen Albert. Yu Tsun encuentra la dirección de la casa de Albert en la guía telefónica, él vive en Ashgrove, a media hora en tren. Madden le sigue los pasos aunque no logra capturarlo. Albert reconoce a Yu Tsun como el bisnieto de Ts’sui Pên, un astrologo chino que se había encerrado a escribir por trece años dejando a su familia y toda una vida de prestigio para componer un laberinto infinitamente complejo y una novela. Sin embargo, a la muerte de Ts’ sui Pên, se pensó que fue un fracaso el trabajo del anciano porque la existencia del laberinto no estaba clara y la novela absurda e incompleta, debido a que los personajes morían y reaparecían en capítulos posteriores. Con el tiempo, Albert descifra y revela a Yu Tsun que la novela es el laberinto y este no es espacial sino que temporal. El espía alemán de origen chino debe actuar rápidamente antes que Madden logre capturarlo, ya que Yu Tsun debe enviar en código el nombre del lugar que Alemania debe atacar para destruir la artillería inglesa y como no tiene la posibilidad de telegrafiar la información, recurre al plan de asesinar a Albert para que la noticia salga en los periódicos. El nombre de Stephen Albert, Yu Tsun lo encuentra en la guía telefónica de la estación del tren y fue al azar. Este nombre correspondía con el lugar que se debía atacar. Desde el título ya se tiene una idea que es una trama en múltiples niveles. 


En El jardín de senderos que se bifurcan de Jorge Luis Borges se visualizan algunos temas como: la identidad, la representación y el análisis del lenguaje como forma simbólica. El punto de partida para comenzar un breve análisis será la declaración de Yu Tsum que pasa a formar parte de su experiencia vivida y por tanto es una confesión firmada del porqué de su forma de proceder. En consecuencia, estos temas son siempre una relación de fuerza en el doctor Tsum. Por lo que el corpus va a mostrar como la identidad de Yu Tsun juega un rol importante a lo largo de la trama y que presenta un carácter laberíntico del mundo; el eterno regreso o sea la repetición de acontecimientos del pasado, del presente y del futuro en el cuento de Jorge Luis Borges.
 
Cuando las personas tienen la posibilidad de poder reconocerse a sí mismos de considerarse cómo individuos instaurados en unas formas espaciales para ellos determinadas con experiencias sociales, con oportunidades de vida y de “habitus”, lo que da un tácito "sentido de lugar", Pierre Bourdieu llama identidad. Sin embargo, los entornos socioculturales hacen que sea muy complicado poder dar una definición concreta, ya que, por el hecho de que tal identidad se construye en entornos socioculturales precisos, complica enormemente su significado, porque esto da la posibilidad que se encuentre una variedad de identidades. Además, la sociedad ayuda mucho a que la identidad de las personas pueda cambiar  con el paso del tiempo. Por otra parte, los individuos se pueden agrupar según su estado social, su religión, su nacionalidad, su color de piel, sus ideas políticas, etc. (Bourdieu, 88-89).     
          
Por consiguiente, la identidad de los individuos no solamente es un proceso que va cambiando a lo largo de la vida de los hombres, sino que también es un proceso que está siempre adaptándose. Además, el hombre tiene la capacidad de pensar, de reflexionar, de adaptarse, de encontrarse con su yo interno, lo que le permite al individuo poder cambiar y adecuarse. Y todo esto no es una travesía o recorrido que sucede simultáneamente. Por lo tanto, todo este proceso de adaptación le permite a cada persona definir su relación con el mundo y con su existencia, es decir, con el rol que cada individuo desempeña en la sociedad en que se encuentra.          
                               
Por tanto, cuando el doctor Yu Tsun dice quién es él se refiere a su identidad, a su actuar como individuo, protagonista y ejecutor en medio de una guerra y que sus actos no son por proteger o ayudar a un país que no es el suyo o el de sus antepasados: “Soy un hombre cobarde. Ahora lo digo, ahora que he llevado a término un plan que nadie no calificará de arriesgado. Yo sé que fue terrible su ejecución. No lo hice por Alemania, no. Nada me importa un país bárbaro, que me ha obligado a la abyección de ser un espía” (Borges, 1). Por consiguiente, su identidad relacionada con la visión que él tiene de sí mismo con la que tienen los otros personajes de la narración y que Tsun sufre momentos críticos en los cambios de estado de desorientación que ponen a prueba su estabilidad psíquica y emocional y, en algunas ocasiones, provoca un sentimiento de regresión y vuelta a sus tradiciones, de su cultura de origen. Por lo que se puede apreciar que en su identidad existe una combinación de creencias, valoraciones y pensamientos.    
En conclusión, El jardín de senderos que se bifurcan, se presenta un discurso que construye una “realidad”, la que vive el doctor Yu Tsun. En consecuencia, este personaje valida intelectualmente su creación identitaria y marca las fronteras con los otros individuos del cuento. Tsum es el personaje diferente, el qué está ubicado fuera de los límites morales. Por tanto, su discurso que es su declaración firmada construye una realidad y las que Tsun intenta transmitir para justificar sus acciones. Se trata de una especie de mensaje que esconde algo más importante: de qué manera el hecho de buscar a un hombre inocente se utiliza para justificar lo que sucede. También, para que ese hecho se vea y se piense como una acción justificable. Por tanto, esta situación muestra el poder y las diferencias de clase de cómo fueron distribuidas, no desde un punto de vista como explotación, sino desde una verdad que se basa en la capacidad del discurso para construirla.
De acuerdo a la teoría que Bourdieu expresa a lo largo de sus publicaciones dice que en la lucha por la imposición de la visión legítima, donde la misma ciencia está  inevitablemente involucrada, los agentes detentan un poder proporcional a su poder  simbólico; al reconocimiento que  reciben de un grupo: Tsun se presenta con la autoridad que  fundamenta su eficiencia en el discurso.

Patricia Carrasco

2 comentarios:

  1. Jorge Luis Borges siempre tan complicado pero tan interesante que te mantiene sentado de principio a fin, claro está, con bastantes pausas para poder digerir la información

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo con la afirmación y como decía Carlos Fuentes: “era el padre de la narrativa moderna en lengua castellana; todos le debemos un adjetivo, un espejo, una biblioteca, un sueño”.

      Patricia Carrasco

      Eliminar