sábado, 31 de agosto de 2013

Papadzules




En México, la gastronomía Yucateca es una de las más deliciosas. Dentro de la variedad de los platillos encontramos los exquisitos papadzules.

Es un platillo con cientos de años de antigüedad en esta región, un antojito típico de la península de Yucatán. Se consideran como un platillo indígena debido a los ingredientes que se utilizan en su elaboración.

Su nombre tiene origen en la lengua Maya y distintos significados se les han adjudicado.
Por una parte puede ser "alimento del amo" del maya "papa" alimento, y "dzul", amo o caballero no perteneciente a la clase popular o bien del "papak" embarrar, y "zul", remojar. ¡Tu escoge el que más te gusté!

La elaboración de este platillo es muy sencilla (dependiendo de los dotes culinarios de cada quien), ya que consiste de tortillas de maíz cubiertas en salsa de semillas de calabaza, huevo cocido y una salsa de jitomate con chile habanero y cebolla.

A continuación la receta.

Ingredientes:

6 Jiomates.
1 Chile habanero.
1/2 Cebolla picada finamente.
1 Ramita de epazote.
1/4 Kilogramo de semilla de calabaza pelada y tostada.
24 Tortillas de maíz
3 Huevos cocidos
4 Cucharadas de aceite de maíz.
Sal y pimienta cantidad necesaria.

Preparación:

Cuece en una olla en un litro de agua con los jitomates, el Chile habanero y la rama de epazote. Escurre el agua y reserva.

En la licuadora muele los jitomates, el chiles habanero y la ramita de epazote con un poco de agua de cocción y reserva.

En una cacerola vierte dos cucharadas de aceite de maíz, acitrona la cebolla y vierte la salsa de jitomate, deja que reduzca, agrega sal y pimienta al gusto y reserva.

Muele la semilla de calabaza con medio litro de agua de la cocción en la licuadora. Vierte la mezcla en un recipiente hondo y si es necesario agrega más agua de la cocción hasta que obtengas una crema espesa .

En una cacerola fríe las tortillas a fuego alto, elimina el exceso de aceite.

Para servir:

Rellena las tortillas con huevo cocido y enrollalas como tacos, acomodados en un Platón y baña con la crema de semillas de calabaza y después con la salsa de jitomate.

Sirve con rodajas de cebolla morada y ramitas de epazote. Recuerda que primero se come por los ojos!


Manu

Fotografía: viajavolaris.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario